top of page

SAFE agreement

Actualizado: 1 mar

La estrategia corporativa de "SAFE" (acrónimo de Simple Agreement for Future Equity) es una innovadora y popular forma de financiamiento utilizada en startups, especialmente en las etapas iniciales.

El SAFE es un instrumento financiero que permite a los inversores proporcionar capital a una startup a cambio de derechos futuros sobre acciones, sin especificar una valoración de la empresa en el momento de la inversión. A continuación, se explican los aspectos clave de esta estrategia corporativa:


Principales Características del SAFE:

1. Sin Determinación de Valoración Inicial:

A diferencia de otras formas de financiamiento, el SAFE no establece una valoración inicial de la startup al momento de la inversión. Esto evita la necesidad de fijar un precio por acción en las rondas de financiamiento tempranas.

2. Derechos Futuros sobre Acciones:

En lugar de recibir acciones inmediatamente, los inversores SAFE obtienen derechos futuros para convertir su inversión en acciones en rondas de financiamiento posteriores, cuando se establezca una valoración.

3. Conversión Automática:

La conversión de los derechos SAFE en acciones suele ocurrir automáticamente en la próxima ronda de financiamiento calificada, generalmente una ronda de financiamiento de capital de riesgo (venture capital) o cuando se alcance un hito específico.

4. Descuentos y Bonificaciones:

Para compensar el riesgo asumido en las etapas tempranas, los inversores SAFE pueden recibir beneficios adicionales, como descuentos en el precio por acción o estructuras de bonificación en la conversión.

5. No Implica Deuda:

A diferencia de las notas convertibles, otro instrumento financiero común en startups, el SAFE no implica el pago de intereses ni la devolución del capital a menos que se realice la conversión en acciones.


Ventajas de la Estrategia SAFE en Startups:

1. Simplicidad:

El SAFE es conocido por su simplicidad en términos legales y de documentación, lo que facilita las transacciones rápidas y eficientes.

2. Facilita Rondas de Financiamiento Rápidas:

Al evitar la fijación de una valoración inicial, el proceso de cierre de rondas de financiamiento puede ser más rápido y menos complicado.

3. Menor Presión en la Valoración:

La startup y los inversores evitan la complejidad de determinar una valoración en las etapas iniciales, lo que puede ser beneficioso para ambas partes.

4. Atracción de Inversionistas Tempranos:

El SAFE es atractivo para inversionistas tempranos que desean participar en rondas iniciales sin preocuparse por la valoración inicial de la empresa.

5. Flexibilidad para la Startup:

La startup tiene más flexibilidad para crecer y alcanzar hitos sin la presión de una valoración temprana, permitiendo una mayor adaptabilidad.


Desafíos Potenciales del SAFE:

1. Riesgo para los Inversionistas:

Dado que la conversión está vinculada a eventos futuros, los inversores asumen cierto riesgo, especialmente si la startup no alcanza una ronda de financiamiento calificada.

2. Complejidad en Múltiples SAFE:

Gestionar múltiples instrumentos SAFE puede volverse complejo si la startup ha realizado varias rondas de financiamiento con diferentes términos.

3. Dilución para Fundadores:

La conversión automática puede llevar a la dilución de los fundadores si se emiten nuevas acciones a una valoración más alta en rondas posteriores.

El uso de la estrategia corporativa SAFE ha revolucionado la forma en que las startups recaudan capital en las etapas iniciales al proporcionar una estructura flexible y simplificada que beneficia tanto a los inversores como a las empresas emergentes. Sin embargo, es esencial comprender los riesgos y las complejidades asociadas con esta estrategia.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Комментарии


bottom of page